Zapatos Pikolinos > Blog > Aprende a arreglar el cuero de tus zapatos
Aprende a arreglar el cuero de tus zapatos

Aprende a arreglar el cuero de tus zapatos

En Zapatos Pikolinos estamos siempre a la vanguardia en todo lo que tiene que ver con calzados, usamos siempre los mejores materiales y el cuero más resistente para ofrecer productos de calidad a nuestros clientes y que estos se sientan cómodos y con mucho estilo, sin embargo, sabemos muy bien que existen ciertos cuidados necesarios que debes aplicar para que estos no se te dañen y duren más tiempo. Hoy queremos que aprendas a arreglar el cuero de tus zapatos en caso de que estos hayan sufrido algunos daños, así que presta mucha atención y esperamos que aprendas mucho de las recomendaciones que te daremos a continuación.

¿Se dañó el cuero? Tenemos la solución

Tener zapatos de cuero siempre será la mejor opción, no solo te aportan un look distintivo, más calidad y duración, sino que, además, son necesarios para la salud de tus pies, ya que te brindan espacio para la transpiración, lo cual es muy importante (debes estar pendiente a otros factores, como diseño del calzado, entre otras cosas), sin embargo, en muchas ocasiones y por un uso continuo, el cuero va debilitándose y perdiendo sus propiedades, por lo que, poco a poco se va dañando. Si este material se te ha estropeado, no te preocupes, ya que existen ciertas formas en la que podrás enmendar todo y repararlos de forma sencilla, eficaz, rápida y sin gastar grandes sumas de dinero.

Ten presente que uno de los principales factores que pueden dañar tus zapatos de cuero son las condiciones climatológicas a las que se ven sometidos, por ejemplo, si es una zona muy caliente y el sol es fuerte, el cuero se irá secando y agrietándose (este necesita estar siempre lubricado por soluciones aceitosas); si en cambio el clima es húmedo, este puede llegar a pudrirse, así que te recomendamos buscar información en nuestra web o con algún profesional que conozcas para que sepas qué tipo de cuidado deberás aplicar en tu calzado, así te durarán por más tiempo.

Aprende a arreglar el cuero de tus zapatos

Un zapato de cuero roto es algo que puedes llegar a lamentar mucho, especialmente si el modelo te gustaba mucho, pero no te preocupes; si esto sucede, lo primero que tendrás que hacer es limpiarlos muy bien, puedes usar un poco de solución jabonosa y con un paño, pasarlo efusivamente en sus superficies para eliminar las partículas de polvo o suciedad que tengan o cualquier otro elemento extraño que esté adherido.

Cuando esté limpio, observa detenidamente la rotura del cuero, ¿es muy grande o pequeña? ¿Profunda o no? Si el corte no es superficial, es probable que requieras de una base de tela durante la reparación. Si el corte es tan ancho como el dedo índice, la base de tela va a ser necesaria, en cambio, si la apariencia es más como la de una grieta, esta no será necesaria y el procedimiento de arreglo será mucho más sencillo.

Ya cuando hayas cumplido el paso anterior y la rotura esté identificada, deberás proceder a rellenar el calzado con papel periódico, si no tienes, un calcetín viejo servirá o cualquier otro objeto que le haga cuerpo interior, así se pondrá rígido a la hora del arreglo. Si el daño necesitará tela, deberás cortarla con un tamaño mayor a la zona afectada; luego, deberás colocarla con mucho cuidado debajo de la lengüeta ayudándote con unas pinzas, pero, si la rotura no es tan profunda, puedes ignorar este paso.

Usa siempre una crema especial para cuero y aplícala en la zona donde esté ubicado el problema que quieres arreglar, toma un poco y frótala en la rotura suavemente, esto sirve para intentar eliminar el daño que se ha hecho al material; luego, espera un poco a que esta crema se seque por completo (si quieres que este proceso sea más rápido, no hay ningún problema en que uses un secador de pelo).

Aplica estos consejos que te serán útiles

Ya casi estamos finalizando con nuestras recomendaciones para que aprendas a arreglar el cuero de tus zapatos dañados, sin embargo, no estarían completos si no aplicas el siguiente paso: darles un buen acabado. Esto lo tendrás que aplicar una vez que observes que el calzado tenga un mejor aspecto que el que tenían antes. Básicamente, lo que tendrás que hacer es pulirlos completamente en betún neutro y así darles un aspecto mucho más cuidado, ya que tendrán brillantes (algo importante en los zapatos de cuero en buen estado).

No es recomendable que los uses en las próximas 24 horas, así darás oportunidad a que el material se vaya reparando y sus propiedades se vayan regenerando un poco, de modo que su aspecto sea mucho más llamativo.

Cuando ya estén pulidos, es importantísimo que los cuides mucho (la precaución es la clave de todo), para esto ten en cuenta que el sol no les debe pegar directamente ya que los resecará y pueden llegar a dañarse por una segunda vez. Cuando los guardes, procura que la zona esté seca y estén protegidos de las condiciones meteorológicas (puedes guardarlos en la caja en la que los compraste, así no acumularán polvo, también puedes usar una bolsa) aprende cómo almacenarlos según las estaciones.

Esperamos que estos consejos te hayan servido y los apliques, luego nos cuentes cómo te fue ¿te fueron de utilidad? ¿Tuviste algún problema al momento de la reparación? Envíanos tus comentarios, los apreciaremos, o si lo prefieres, comparte este post a través de tus redes sociales.

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario