Zapatos Pikolinos > Blog > Evita la mala circulación usando los zapatos correctos
Evita la mala circulación usando los zapatos correctos

Evita la mala circulación usando los zapatos correctos

Hay personas que padecen de dolor en las piernas, venas marcadas y cambios en el color de la piel. Muchas veces esto se lo atribuyen a la edad o a una patología hereditaria. Lo que menos pensamos es que el calzado que usamos pueda ser el causante. Evita la mala circulación usando los zapatos correctos siguiendo estos consejos de tu tienda para comprar zapatos Pikolinos.

Evita la mala circulación usando los zapatos correctos

Usar un calzado inapropiado para la anatomía de nuestros pies puede causarle varias deformidades. Algunas de esas consecuencias son los juanetes, los dedos en martillo, inflamación del talón de Aquiles, mala circulación, entre otros padecimientos.

Esta vez nos centraremos en hablar de un problema muy común y que solemos esconder bajo los pantalones: las varices y la circulación sanguínea.

Muchas veces las famosas ‘arañitas’, la hinchazón y pesadez en las piernas se deben al tiempo prolongado que duramos de pie o sentados. En ambos casos la presión sanguínea se concentra en la parte inferior del cuerpo, lo que provoca que la sangre no circule correctamente.

Nos quejamos, nos colocamos compresas calientes y frías, aplicamos pomadas… El dolor se alivia, pero los síntomas volverán si no cambiamos de hábitos. Sigues usando ese tacón de aguja y punta estrecha, o ese zapato de suela rígida y plana. ¿Has pensado que tus zapatos pueden estar provocándote este padecimiento?

Si no eres diabético, ni padeces de arteriosclerosis y tu riego sanguíneo es bueno, tus venas no tienen por qué deteriorarse. Entonces, es aquí cuando debemos mirar nuestros zapatos. Aunque tampoco hace falta esperar a que aparezcan las varices. Pues, en la prevención está la solución.

Presta atención a tus zapatos

Para quienes padecen de mala circulación deben usar los zapatos correctos para sus pies. Estas son las características del calzado adecuado:

  1. Debe ser confortable y de la medida adecuada para nuestros pies. Aunque sea de la talla que siempre usamos, mídelos siempre antes de comprarlos.
  2. Evita el calzado plano, debe tener tacón. En el caso de las mujeres no debe superar los cuatro centímetros de altura.
  3. El tacón ha de ser ancho, olvídate de los finos y muy altos.
  4. La punta debe ser redonda, para que así no haya presión en los dedos.
  5. Si usas sandalias o zapatos abiertos, prefiere aquellos que tienen tirantes en el tobillo.

Si aun tomando las medidas anteriores el malestar persiste, usa unas medias de compresión que te servirán para estimular el sistema vascular.

El calzado ortopédico es una alternativa para casos más serios. Aunque no te parezca atractivo tener que usarlos, hoy en día hay una variedad en modelos más estéticos que los antiguos. También puedes ingresar a nuestra tienda online de zapatos, Calzados Club Verde, donde conseguirás diferentes estilos con la anatomía adecuada para los pies.

Evita la mala circulación usando los zapatos correctos. Además, de tomar estas medidas que te hemos recomendado, siempre es fundamental acudir a un especialista que te oriente. ¿Qué otros consejos agregarías a la lista?

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario