Zapatos Pikolinos > Blog > Guía básica para limpiar calzado de piel
Guía básica para limpiar calzados de piel

Guía básica para limpiar calzado de piel

¿Buscas la manera más sencilla y segura de limpiar tus zapatos de cuero? En zapateria-online.net, tu tienda de zapatos Pikolinos, te traemos la guía básica para limpiar calzados de piel. En pocos pasos y de forma sencilla te garantizará un buen resultado.

Cuidado integral de los zapatos de piel

Los zapatos de piel deben recibir un trato especial para mantener la integridad de los mismos. En el caso de no usarlos por un tiempo, lo mejor es guardarlos en un lugar oscuro y limpiarlos con frecuencia. Debido a que el cuero es muy delicado, tenemos que prestarle la atención adecuada antes que comiencen a dañarse.

A continuación, te presentaremos algunos consejos que te permitirán mantener el calzado de piel en buen estado. Síguelos si quieres prolongar la vida útil de tus zapatos.

Guía básica para limpiar calzado de piel

Sigue las siguientes instrucciones para el cuidado y mantenimiento de tus zapatos de piel natural.

Remueve el polvo

Lo primero que debes hacer antes y después de usarlo es eliminar el polvo y la suciedad que esté en la superficie del calzado. Puedes hacerlo frotando un trapo mojado sobre los zapatos. Debes hacerlo suavemente, sin mucha presión, dándole una espacial atención a las costuras. En esta zona, por lo general, se acumula más suciedad. Si haces esto con regularidad podrás mantener el cuero como nuevo.

Uso de cepillo de cerdas suaves

Al momento de limpiarlo, si el calzado tiene cordones retíralos antes de comenzar con el trabajo. Así conseguirás una limpieza más profunda en toda el área del calzado. Después de esto, pasa un cepillo de cerdas suaves por toda la superficie del zapato. De esta manera podrás eliminar la suciedad que se ha acumulado.

Lavar con agua y jabón

Utiliza una mezcla de agua y jabón para comenzar con esta parte de la limpieza. Emplea un jabón que tenga el pH neutro. Moja un paño en la solución, escúrrelo para eliminar el exceso de agua y frota suavemente el calzado por toda la superficie. Esta acción la puedes repetir todas las veces posible, hasta ver que el brillo ha vuelto a la piel.

Por último pasa un paño seco por todo el zapato para eliminar el exceso de agua. Para terminar puedes colocarle un poco de crema hidratante, como mencionamos en el siguiente paso.

Hidrata el cuero

Después de remover el polvo y eliminar toda la suciedad deja secar el calzado. Aplícale una crema hidratante para cuero o un aceite especial, lo que te ayudará a darle brillo al cuero. También lograrás que la superficie luzca mejor.

En este paso es recomendable dejar que la crema o aceite hidrate por lo menos de uno a dos días el calzado, ya que este material absorbe poco a poco estos productos. Después de ese tiempo podrás usarlos de nuevo.

Toma nota de esta guía básica para limpiar calzado de piel y asegúrate que tus zapatos luzcan como nuevos por mucho tiempo.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario